Imprimir Enviar

ECUADOR PROMUEVE DESARME Y NO PROLIFERACIÓN DE ARMAS NUCLEARES

XXV SESIÓN EXTRAORDINARIA DE LA CONFERENCIA GENERAL DEL ORGANISMO PARA LA PROSCRIPCIÓN DE LAS ARMAS NUCLEARES EN LA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE (OPANAL) SE DESARROLLA EN LA CIUDAD DE MÉXICO

DELEGADOS-A-LA-XXV-SESIÓN-EXTRAORDINARIA-DE-LA-CONFERENCIA-GENERAL-DEL-ORGANISMO-PARA-LA-PROSCRIPCIÓN-DE-LAS-ARMAS-NUCLEARES-EN-LA-AMÉRICA-LATINA-Y-EL-CARIBE-OPANAL

DELEGADOS A LA XXV SESIÓN EXTRAORDINARIA DE LA CONFERENCIA GENERAL DEL ORGANISMO PARA LA PROSCRIPCIÓN DE LAS ARMAS NUCLEARES EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE (OPANAL) 

El Embajador del Ecuador en México, Leonardo Arízaga, encabezó la delegación ecuatoriana que participó en la XXV Sesión Extraordinaria de la Conferencia General del Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en la América Latina y el Caribe (OPANAL), que tuvo lugar en la capital mexicana, el 28 de septiembre en curso.

En dicha oportunidad, el Embajador Arízaga reiteró al gobierno y al pueblo mexicano el profundo sentimiento de pesar y solidaridad del Ecuador por las víctimas y damnificados resultantes de los desastres naturales que han azotado en las últimas semanas al territorio de ese país hermano.

En cuanto a la materia de la reunión, el delegado ecuatoriano renovó ante la Conferencia General del organismo latinoamericano, el compromiso del país con el multilateralismo, como un mecanismo básico para impulsar el desarme y la no proliferación, así como para buscar una concertación internacional eficaz que otorgue garantías a los Estados que no poseen armas nucleares, químicas y biológicas, contra el empleo o la amenaza del empleo de este tipo de artefactos.

El Ecuador rechazó enérgicamente los ensayos nucleares y el lanzamiento de misiles por parte de Corea del Norte que suponen una violación de las normas internacionales sobre prohibición, eliminación y no proliferación de las armas nucleares y constituyen una amenaza a la paz y la seguridad internacionales.

El Ecuador reiteró su condena al desarrollo y el uso de armas de destrucción masiva y en ese sentido subraya su total apoyo a la adopción del Tratado de Prohibición de las Armas Nucleares. El Ecuador está convencido de que la única garantía efectiva contra el empleo o la amenaza del uso de las armas nucleares es su total eliminación y prohibición.

Asimismo, recordó el activo papel que ha tenido el Ecuador en las negociaciones en materia de desarme y no proliferación, particularmente en lo que tiene que ver con la Conferencia de negociación de un instrumento internacional jurídicamente vinculante de prohibición de las armas nucleares que conduzca a su total eliminación, la cual concluyó con la adopción, el 7 de julio pasado de este instrumento, en el marco de la Asamblea General de la ONU. Cabe recordar que el Presidente Lenin Moreno firmó el Tratado de Prohibición de Armas Nucleares el 20 de septiembre de 2017 en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El Embajador Arízaga afirmó, igualmente, que continúa firme el compromiso del país con la Organización para la Prohibición de Armas Nucleares en América Latina y el Caribe y con el cumplimiento del Tratado de Tlatelolco, del cual es miembro fundador, desde 1967.

Al concluir su intervención, el delegado ecuatoriano hizo votos para que los Estados poseedores de armas nucleares “se despojen definitivamente de estas nocivas prácticas para reafirmar así, como humanidad en su conjunto, nuestra auténtica vocación de paz en donde prevalezca, de una vez por todas, el ser humano como centro y fin último de las relaciones internacionales”.